Carta del Párroco | XXIII Domingo Del Tiempo Ordinario

Posted on septiembre 8, 2021 View all Noticias

Queridos parroquianos,
Hemos iniciado el mes de septiembre y eso significa que el periodo de verano ha terminado y es tiempo de cambiar nuestra rutina, ya todos los niños y jóvenes han regresado a la escuela y han comenzado a enfocarse en su educación. Espero que hayan tenido un buen verano y que la convivencia familiar les haya unido más y hayan podido descansar lo necesario para iniciar con esta nueva etapa del año.


La liturgia de este domingo nos lleva a la contemplación de la curación de un hombre sordo y con impedimentos para hablar (Mc.7, 32). Siempre que veo en el evangelio a Jesús realizando estos milagros me llena de esperanza porque tengo la certeza que Dios nunca permitirá que me separe de su amor. En efecto, las curaciones de los enfermos que Jesús realiza van mucho más allá que solo devolver la salud. Se dirigen a conseguir en nosotros la ruptura con la ceguera, la sordera o la inmovilidad de nuestro corazón. Y, en último término, una verdadera comunión de fe y de amor.


Todos en cierta manera padecemos estas enfermedades, es por ello que siempre debemos sentirnos amados por Dios, y de su misericordia infinita. Siempre hay que permitir que Jesús se acerque a cada uno y haga abrir nuestros sentidos, para poder ver, oír y hablar con plenitud. “Ephphatha” que quiere decir “ábrete”, a la gracia, a la alegría de la santidad, a ser un hombre y una mujer de fe y de esperanza. Dejémonos tocar por Jesús.


Hablando del entorno parroquial, con gran alegría les comparto que la ganancia del Festival parroquial fue de $31,728.52, valió la pena el esfuerzo y todo el trabajo que realizamos como familia parroquial. Muchas gracias por el esfuerzo, y la participación de todos; creo que para ser el primer festival hemos tenido un gran logro, tengo la esperanza que los próximos festivales serán mucho mejor que este.


También, como quizás se habrán dado cuenta ya hemos iniciado con la reconstrucción del Hannan Hall, les pido paciencia porque al menos estará inactivo por las próximas ocho semanas, será un sacrificio que tendremos que hacer para luego estar más cómodos en las reuniones de nuestros grupos y ministerios. Se cambiaran completamente los baños, piso, cielo la cocina y las ventanas, y pondrá una división movible al centro para que haya dos reuniones al mismo tiempo. Estoy muy emocionado por este logro.


Finalmente les comunico que desde la semana pasada tenemos un Psicólogo en la parroquia, que colaborara dando terapia y consejería ya sea en inglés o español a aquellos que la necesiten, me he dado cuenta que se necesita tener un psicólogo católico que pueda ayudar a los parroquianos con la salud mental, para agendar una sesión llámele directamente, su nombre es Cesar Marius y su teléfono es (301)675-4783. Las sesiones serán en la oficina parroquial.

Les deseo que tenga un feliz Día del Trabajo y que lo disfruten con su familia y amigos.

Dios les bendiga,


P. Alex